Cuando empiezas a ser parte de la Novena, no solo ingresas a una compañía de bomberos como tantas otras, haces entrada y eres participe de una tradición cultural tremenda, única. Para comenzar estas en el Cuerpo de Bomberos de Santiago, una institución con más de 150 años de trayectoria, que ha participado en los hechos más relevantes de la historia reciente del país. Luego de ello, te encuentras en una Compañía centenaria, con una Guardia Nocturna que también tiene una centena de años, y estamos prontos a tener otra instancia centenaria que relataremos a continuación.

Llama la atención, para los nuevos Voluntarios, que con la única compañía con que la Novena se retrata, desde fotos sepia, pasando por el blanco y negro hasta finalmente el color es con la Eleventh Fire Company “George Garland” de Valparaíso. Cuando entras a la vida bomberil lo primero que te enseñan es sobre nuestros mártires y el Canje, luego observas otra vez esos cuadros, la tradición oral que te inculcan es fuerte e intentas dimensionar el concepto de dos compañías amigas, hermanas, fraternas, que sinceramente comparten una visión del servicio público y que enseñan cómo debe ser la camaradería, pero aun es difícil realizar esa concepción.

La primera vez que vas a Valparaíso te das cuenta como aquellos relatos cobran sentido y como esas conversaciones son ciertas. Para comenzar te reciben como un amigo de toda la vida, son amables en el trato y el cuartel de la calle Melgarejo se siente tan bien como nuestro propio cuartel. Luego recorres por primera vez sus dependencias y ves las mismas fotos que hay en Santiago, los mismos cascos e idénticas sonrisas. No es una formalidad, no es un protocolo, te das cuenta de la fuerza de esta unión porque el Canje también será pronto una instancia centenaria como decíamos al principio.

Cuando la Undécima viene a Santiago se produce la misma situación, se hacer sentir al hermano como si estuviera en su casa. De hecho en dependencias de la Guardia Nocturna hay una pieza especial para los Voluntarios porteños que se avecinden en Santiago por estudios o trabajo, la famosa pieza 5 “Sidney Whitwell Roe”

En casi un siglo de amistad, ambas compañías han sido puestas a prueba a fuego y así han compartido alegrías en los cuarteles, pero también han trabajado juntos en incendios de grandes magnitudes y ambas se vistieron con sus uniformes más solemnes para despedir a los respectivos mártires en 1941, 1953, 1956, 1960, 1971, 1983, 2008 y el 2012. Esto ha forjado una relación tan fuerte que muchos ex voluntarios de ambas compañías aún mantienen su amistad. El canje Novena y Undécima ha prevalecido, los nuevos bomberos a partir de estas experiencias de vida sienten el sentido total de esta vivencia llamada Canje y la siguen replicando.

Explosión Calle Serrano

Desfilando en un funeral

Nuestros cascos

¿Cómo se forjó todo?

Nuestro Canje nació producto del fallecimiento uno de nuestros fundadores y además nuestro primer Capitán, Don Santiago Aldunate. Esto fue en abril de 1918 siendo Embajador de Chile en Estados Unidos.

Sus restos mortales son trasladados en barco y llegan a Valparaíso el jueves 27 de junio del mismo año. La Novena Compañía en una delegación de 13 voluntarios presidida por su Director, don Luis Felipe Laso J., y casi la totalidad de la Oficialidad concurren al puerto para recibir los restos de tan distinguido voluntario. En el transcurso del día esta delegación visitó el cuartel de la Undécima Compañía del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, en donde fueron atendidos por los voluntarios A. P. Walbaum, Sidney Whitwell Roe, G. Larse, J. Miller y E. Fernández.

Conocido por los voluntarios de la Undécima el motivo de esta visita, la Eleventh Fire Company” George Garland “, acompañó y formó junto a ellos en el Muelle Prat para recibir los restos de tan distinguida autoridad. Incluso, un grupo de voluntarios undécimos acompañó de vuelta a Santiago a la delegación.

Luego vinieron visitas por fallecimientos de mártires y autoridades, la relación fue cada vez más fuerte con una cordialidad y afecto aún mayor. A raíz de todas estas numerosas muestras de aprecio entre ambas Compañías, el Director de la Novena don Luis Felipe Laso, encomendó a su voluntario don Miguel Lastarria Cavero, avecindado en Valparaíso por ocupar el cargo de Secretario y Relacionador Público de la Armada, sondear el ambiente en la Undécima para establecer un intercambio oficial entre ambas Compañías. Finalmente el canje se formaliza el 10 de Marzo de 1921.

Una importante carta

Cada vez más cerca de cumplir un siglo y de cumplir con la carta de navegación conjunta que han desarrollado como plan conjunto ambas compañías es que se quiere finalizar este artículo con las palabras del Director de la época, don Luis Felipe Laso Jaraquemada; quien define el canje en sencillas pero elocuentes palabras la ratificación del acuerdo del 10 de marzo de 1921.

Santiago, 29 de Marzo de 1921

Señor Director de la

11ª compañía de bomberos

Valparaíso

Señor Director:

Con viva complacencia he remitido su apreciable carta del 16 del presente, en la que comunica que su compañía en reunión general, efectuada el 10 del actual, acepto por aclamación el canje propuesto por la 9ª.

Mis más sinceros agradecimientos en el nombre de mis compañeros y en el mío propio, por la generosa acogida que se han servido de dar a nuestra solicitud los compañeros de la 11ª; ya que el Canje entre nuestras Compañías era una aspiración que anhelábamos desde largo tiempo atrás.

La 11ª Compañía “George Garland” dará a los Nonos una demostración de amistad si sus voluntarios, cuando se encuentren en Santiago, llegan hasta nuestra casa en donde encontrarán un rancho modesto y amigos sinceros.

Soy del Sr. Director

Su afmo. Atto. Y SS.SS.

Luís Felipe Laso Jaraquemada

Director

Por: Daniel Raposo Z. – Voluntario Activo “Bomba Yungay”