Desde el pasado lunes 11 de noviembre, la Bomba Yungay cuenta con un nuevo casco de trabajo para el servicio activo. Se trata del casco marca Phenix, modelo TC1, el que a contar de la mencionada fecha reemplazó al casco marca MSA, modelo F1. Este cambio marca un hito importante en la historia de la Compañía, debido a que luego de más de siete años volviéramos a utilizar casco de tipo Americano, al igual como lo hicimos en la década del 90 y 2000.
Este importante elemento de protección personal fue adquirido gracias al aporte que realizan mensualmente los socios cooperadores de la Institución, y es parte fundamental del uniforme y la seguridad de nuestros Voluntarios.

Pero, ¿Qué significa el casco para un bombero?
Los cascos de bomberos no solo son un elemento de protección personal. Estos tienen un significado muy especial para cada uno de nosotros, ya que en la parte delantera indican el número de la compañía, lo cual es un gran orgullo para su portador en los distintos llamados que atendemos.
El casco se convierte en un compañero, que con su desgaste muestra las batallas que ha tenido, defendiendo la vida y las propiedades los vecinos del Barrio Yungay y de quien lo requiera.
Es personal e intransferible, y eso lo respetamos, no usando el de un compañero. En las compañías que tienen mártires, conservan en lugares especiales los cascos de aquellos que ya partieron en actos del servicio.
Hoy comienza una nueva era de servicio, nuevos cascos para la Novena, con el 9 de color granate al frente, cada uno de nosotros escribirá una historia única, llena de valor y orgullo.