Todo comenzó un 11 de junio de 1916, cuando el Capitán de la época Sr. Daniel Gonzalez Fernandez envió una carta al Comandante Carlos Ugarte Jimenez (también de la Novena) diciendo:

Señor comandante
Pongo en su conocimiento que entre el personal de esta compañía hay voluntarios en número suficiente para establecer una guardia nocturna permanente con que atender desde los primeros momentos de un incendio el servicio de nuestro gallo automóvil.-
En las condiciones actuales de nuestro cuartel, esta guardia podría ser mantenida con cierta dificultad solo por los voluntarios, debido a la carencia de posibilidades o comodidades mínimas para que ella se haga en forma satisfactoria, como ser lavatorios, cañerías, instalaciones de luz, etc.
Este número de dos puede elevarse a cuatro, incluyendo siempre un oficial, siempre como ya he  expresado, que se hicieran las instalaciones a que me refiero y principalmente habilitando un departamento desocupado que se destinaria a habitaciones. Reparaciones que esta compañía por carencia de fondos no puede llevar a cabo.
En espera de su resolución y ordenes, saluda atentamente.
Daniel González Fernández.
Capitán.

Días después y asumiendo una respuesta positiva por parte del Comandante, con fecha 7 de agosto de 1916 el Capitán Daniel Gonzalez envió una nueva carta al Comandante Carlos Ugarte J., indicando que desde el 01 de Agosto se había constituido una Guardia Nocturna para atender desde los primeros momentos el material automóvil de la compañía, apesar de las escasas condiciones con las que se contaba en la época.
Dicha guardia nocturna estaría constituida por dos o tres voluntarios más un oficial, quienes dormirían en una habitación del cuartel improvisada para este fin.
Esta acción marca un hecho sin precedentes en la historia del Cuerpo de Bomberos de Santiago, ya que producto de esto, un año mas tarde el Comandante Carlos Ugarte Jimenez mediante una Orden del Día instaura las Guardias Nocturnas en las Compañías de la Institución, creando de esta manera un pilar fundamental en el servicio bomberil de hoy en día.

De esta manera, el pasado 1 de Agosto, nuestra Guardia Nocturna “Luis Soto Salgado” celebró su centésimo aniversario, en una jornada llena de visitas y sorpresas. Actividad que se inició con la víspera de las 00:00 hrs y en la que recibimos la visita de nuestra Compañía hermana de canje la 11th Fire Company de Valparaíso, quienes nos sorprendieron al llegar en una de sus unidades y realizar un doctrinal de agua.
Posteriormente a las 21:09 hrs. Nuestra Compañía junto a la 11th Fire Company de Valparaíso y una delegación de voluntarios de todas las Compañías del Cuerpo de Bomberos de Santiago participaron en la ceremonia de celebración, que comenzó con el discurso del Superintendente de la Institución, Sr. Erick Folch Garbarini, para continuar con las palabras del Director de la Undécima de Valparaíso y de nuestro Director, Sr. Pablo Nuñez Soto.
Para finalizar con esta actividad se realizó el descubrimiento de la placa conmemorativa por los 100 años de la Guardia Nocturna “Luis Soto Salgado”, al compás de las campanas de la iglesia de la preciosa sangre, iglesia que dio vida a la Plaza Brasil, lugar donde nació esta centenaria Guardia Nocturna, que ha sido la escuela de cientos de nonos, quienes han sacrificado sus horas de sueño, sus familias y en ocasiones su propia vida para proteger a los vecinos del Barrio Yungay y de Santiago.