La madrugada del 6 de julio, nuestra compañía es despachada en clave 10-0-1 (fuego o humo en casa habitación) a las calles Compañía de Jesús y Libertad. Apenas salimos de nuestro cuartel se divisa una gran cantidad de humo por la calle Compañía y en trayecto a la emergencia la central informa que se trataría de fuego en casa habitación.

Al llegar como primera máquina, nuestro Teniente tercero quien en ese momento estaba a cargo de la emergencia, evalúa la emergencia y procede a dar la primera alarma de incendio, debido a la magnitud del siniestro que en ese momento afectaba principalmente a un centro de rehabilitación.

Nuestra compañía trabajó bajo las ordenes de nuestro Capitán y armando 4 pitones por distintos accesos a la estructura.

Fotografías cortesía de José Molina Fotografía